Se trata de una perra con un granuloma acral o por lamido. Este tipo de problema dérmico se caracteriza por una zona de la piel (sobretodo de las extremidades) que el perro lame sin parar y que termina conviertiéndose en un granuloma que puede cronificarse durante meses e incluso años.

 

granuloma por lamido

En el origen de este problema puede existir una enfermedad subyacente, como por ej. una infección profunda de la piel, un problema del hueso situado por debajo (artrosis, cáncer, osteomielitis, etc) pero se dan muchos casos en que su origen es puramente psicológico. El aburrimiento, la frustración, el estrés y la ansiedad desembocan muchas veces en este tipo de trastorno que se vuelve compulsivo. El perro se lame una determinada zona durante horas y horas, y al final acaba produciéndose una úlcera que se infecta, se inflama, le pica aún más, constituyéndose un círculo vicioso difícil de romper. La fotografía muestra una técnica de acupuntura llamada "círculo de dragón", que consiste en rodear la lesión de la piel a modo de empalizada con agujas de acupuntura. Las Esencias Florales son muy útiles en este tipo de problemas porque con ellas podemos tratar la causa emocional profunda que la provocó. En el libro que estoy a punto de publicar hay un capítulo dedicado al granuloma por lamido.