Hollywood es un perro mestizo macho de 2 años de edad. Vino a consulta por primera vez el 6 de marzo de 2005 afectado de una parálisis de los cuatro miembros desde hacía tres meses. Los análisis clínicos demostraron que había sido infectado por el virus del moquillo canino, el cual le había producido dicha parálisis. Había visitado varios veterinarios, incluida la Facultad de Veterinaria, los cuales le desahuciaron y recomendaron su eutanasia. Llevaba varios meses con un tratamiento de prednisona y vitamina B que no le aportaba ninguna mejoría. Sus propietarios lo trajeron como último recurso pensando que tal vez la medicina alternativa podía ayudarlo.


Cuando llegó por primera vez a consulta, Hollywood no caminaba, llevaba tres meses postrado. Tenía la musculatura atrofiada.    


Comenzamos un tratamiento de tres sesiones semanales de acupuntura, electroacupuntura y fitoterapia china.


Además administré esencias florales para mejorar su estado de ánimo, potenciar la confianza en sí mismo y para ayudarle a superar los diferentes traumas que había sufrido en poco tiempo (un abandono, un cambio de dueños, una enfermedad que le condujo a la parálisis). Las primeras esencias florales que le dí fueron ROCK ROSE por la parálisis y por el miedo que mostraba, GENTIAN por su estado de ánimo depresivo, CRAB APPLE para ayudar a su organismo a limpiarse de los medicamentos que había tomado durante meses (cortisona especialmente), WALNUT para ayudarle en la adaptación a su nueva vida y OLIVE para darle más energía.


Después de la segunda sesión comenzó a tener más fuerza en las extremidades anteriores y su estado anímico mejoró notablemente. Tras la quinta sesión intentaba incorporarse sobre sus cuatro patas. En este momento cambié la fórmula inicial por LARCH para darle más confianza en sí mismo y mejorar su autoestima, SCLERANTHUS por su inestabilidad al intentar caminar, HORNBEAM para fortalecer sus músculos atrofiados, CLEMATIS porque a menudo manifestaba un estado de ensoñación y desconexión con la realidad, WALNUT para ayudar en los cambios y CRAB APPLE como remedio de limpieza. En una de las posteriores sesiones de acupuntura le dí ROCK ROSE porque de nuevo mostraba miedo y se quedaba rígido y paralizado, WATER VIOLET porque aunque era un perro muy afectuoso, a menudo se aislaba de la familia durante largas horas, SCLERANTHUS por la incoordinación motriz, WALNUT, CRAB APLE por un ezcema que apareció en su piel y CONSUELDA (no pertenece al sistema de Bach) para mejorar la coordinación psicomotriz. Comenzó a mejorar paulatinamente y después de  1 mes y medio de tratamiento ¡venía andando solo!. Continuamos el tratamiento espaciando las sesiones para tonificar la musculatura atrofiada.